¿Cómo alcanzar altos niveles de motivación y productividad?


Para que un ser humano, hombre o mujer lleve una vida útil, de servicio a su entorno y así mismo, es imprescindible que estimule su sentido de libertad personal y espiritual, así como el de sus obligaciones, derechos y responsabilidades. Este es el objetivo de la educación.

El ser humano tiene la finalidad natural de actualizar sus potencialidades, es decir, perfeccionarse en sus alcances íntimos, personales y sociales, y de igual forma satisfacer su participación con los valores comerciales que le permiten adquirir los satisfactores a todas sus necesidades.

En la actualidad, los hombres y las mujeres nos enfrentamos a dos grandes enemigos que obstaculizan nuestro desarrollo moral, social, técnico y profesional , y son: la ignorancia y la obsolescencia. Juzgue usted que lee estas líneas cuál de los dos es más peligroso, si la falta total o parcial de conocimientos, o la situación de estar desactualizados y con conocimientos en desuso o inservibles para nuestros tiempos.

En un mundo de retos constantes, avances tecnológicos y científicos se hace clara la importancia de enfrentar a ambos enemigos con toda la voluntad que viva en nuestros ser.

Una persona que supera sus propias limitaciones a través de la aplicación de nuevos conocimientos experimenta la ligereza del ánimo que nos dice que sí podemos alcanzar nuestras metas, que siempre hay forma de alcanzar la felicidad.

¿Cuánto tiempo dedica diariamente a su preparación personal y profesional?
¿Está consciente que para convertirnos en personas actualizadas, motivadas y desarrolladas debemos educarnos?
¿Tiene tiempo para usted, para su aprendizaje, para mejorar la forma como enfrenta la realidad, para construirse una vida más feliz?